Skip to content

Las competencias básicas en la programación didáctica. Secuencias didácticas y trabajo por tareas.

marzo 6, 2012

La interpretación que venimos realizando del concepto de competencias básicas tiene consecuencias importantes en nuestra práctica educativa. La programación de aula se construirá a partir de secuencias didácticas divididas en tareas, ya que éstas aportan las experiencias necesarias para la adquisición de las competencias básicas. Por otra parte, haremos hincapié en el contexto en el que se desarrollan las tareas, cercano a la situación e intereses del alumnado, lo que sitúa el aprendizaje lejos de los ejercicios propios de una escuela desvinculada de la realidad. La prioridad del trabajo por tareas es dar solución a uno de los problemas más acuciantes del currículo, en opinión de Lawrence Stenhouse:

El problema del currículo más sencilla y directamente formulado es el de relacionar ideas con realidades, el de ligar el currículo concebido o en el papel con el currículo en clase.

Por tanto, la definición de las tareas debe constituir el núcleo esencial de la programación de aula de la materia de Ciencias Sociales. Entendemos por tarea la acción o el conjunto de acciones orientadas a la resolución de una situación-problema, dentro de un contexto definido, mediante la combinación de todos los saberes y capacidades disponibles que permitirán la elaboración deun producto relevante. La formulación de una tarea educativa destinada a lograr el aprendizaje de una competencia debe tener en cuenta los siguientes elementos:

  • La competencia o competencias que la tarea debe contribuir a conseguir. Las tareas son un tipo de actividad que se encuentra específicamente orientada al desarrollo de competencias, ya que permite su concreción y garantiza su puesta en práctica. Además, las tareas favorecen la evaluación objetiva del desarrollo de las competencias, al estar relacionadas con precisos indicadores de evaluación que a su vez precisan y cuantifican los criterios de evaluación de la programación didáctica.
  • Los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales que se abarcan mediante la tarea. El desarrollo de tareas implica la superación del énfasis en la actividad del profesor y su protagonismo, tal y como se entendía, en la enseñanza tradicional. La selección de técnicas y actividades de enseñanza no puede hacerse exclusivamente desde la perspectiva de la mera transmisión de conocimientos. La labor del docente se entiende como un medio que intenta promover la propia actividad constructiva del alumno como un ingrediente esencial de una formación equilibrada. De este modo, los contenidos son un elemento más del proceso; se contemplan desde sus diferentes dimensiones y se vinculan en términos de interrelación e interdependencia con los restantes elementos de la programación.
  • Los procesos cognitivos especificados en los objetivos y que será necesario emplear para que los contenidos puedan ser puestos en acción. El eje primordial del aprendizaje por tareas es desarrollar destrezas de aplicación. Desde el enfoque competencial, dichas capacidades deben suponer una preparación eficaz del alumnado para vivir en distintas situaciones y desenvolverse en diferentes contextos. Los objetivos formulados deben perseguir el trabajo de la memorización, comprensión, análisis, síntesis y evaluación, con el fin de potenciar diversos tipos de pensamiento: reflexivo, analítico, lógico, crítico, sistémico, analógico, creativo, deliberativo y práctico.
  • Los contextos en los que se aplican las competencias y los conocimientos proporcionados por la tarea. Amparo Escamilla sintetiza los contextos y situaciones de utilidad para el diseño de tareas en varios ámbitos: familiar, social y cultural, laboral (real o simulado), académico e imaginativo-creativo. En cada uno de estos contextos específicos, deben formularse tareas que supongan variar, alternar tales contextos con situaciones específicas cercanas al alumnado.

La resolución adecuada de la tarea permitirá a los alumnos desarrollar “esquemas prácticos” a nivel cognitivo y comunicativo, que una vez consolidados se transformarán en competencias y capacidades. En la siguiente presentación, elaborada por Ana Basterra, se sintetiza qué es una tarea y cómo debe diseñarse desde el ámbito pedagógico.


La programación de aula debe confeccionarse, en consecuencia, a partir de secuencias didácticas que integren los siguientes elementos:

  • Título de la secuencia y curso hacia el que va dirigida.
  • Objetivos didácticos.
  • Competencias básicas.
  • Contenidos (conceptos, procedimientos y actitudes).
  • Tareas y actividades.
  • Recursos didácticos.
  • Agrupamientos y espacios.
  • Herramientas de aprendizaje.
  • Herramientas de evaluación.
  • Indicadores de evaluación.

La labor del docente, con esta nueva metodología de trabajo, hace hincapié en su nuevo rol como guía del proceso de aprendizaje que protagonizan sus alumnos. En este sentido, resulta fundamental su capacidad de planificación de buenas herramientas de aprendizaje y de evaluación que sean eficaces. Las herramientas de aprendizaje son plantillas que sirven de ejemplo, modelo y orientación para planificar el trabajo del aula y reflexionar en torno a él. Algunas herramientas de aprendizaje interesantes son los formularios de planificación de proyectos, formularios de recursos utilizados, hojas de planificación semanal, documentos de planificación del trabajo o de la investigación o informes de progreso, entre otros. Por su parte, las herramientas de evaluación son plantillas o recursos que contienen o proporcionan información específica sobre los indicadores de logro de la secuencia didáctica y servirán para que el profesor evalúe el trabajo realizado por sus alumnos, aunque también se prestan a estrategias como la autoevaluación y la coevaluación. Algunas de las más empleadas en el trabajo de las competencias son las listas de control, los diarios de aprendizaje, las rúbricas y los portafolios.

A continuación, os propongo algunas presentaciones de Ana Basterra y Fernando Trujillo que servirán para ilustrar dichas herramientas.


Diario De Aprendizaje

View more PowerPoint from iCOBAE

Portafolios

View more PowerPoint from iCOBAE

BIBLIOGRAFÍA:

  • MOYA OTERO, José; HORCAJO LUENGO, Florencio (coords.): Teoría y práctica de las competencias básicas, Barcelona, Graó, 2011.
  • ESCAMILLA GONZÁLEZ, Amparo: Las competencias en la programación de aula. Educación Secundaria (12-18 años), Barcelona, Graó, 2011.
  • STENHOUSE, L.: La investigación como base de la enseñanza, Madrid, Morata, 1987.
  • STENHOUSE, L.: Investigación y desarrollo del currículo, Madrid, Morata, 1999.
Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: