Skip to content
Tags

,

Recursos, materiales y experiencias AICLE

noviembre 7, 2014

El pasado miércoles fui invitado junto al Coordinador de la Sección Bilingüe (Español-Inglés) de mi centro a desarrollar una ponencia sobre las experiencias metodológicas y recursos didácticos con los que trabajamos en el programa bilingüe de nuestro instituto, en un curso de formación del profesorado organizado por el CPR Región de Murcia.

La primera parte de la ponencia fue impartida por Antonio Marchal, profesor de Inglés y Coordinador de nuestra sección bilingüe, en la que expuso los criterios organizativos de este programa en el IES Dos Mares, la labor realizada por la Coordinación a la hora de supervisar el trabajo de los DNL, así como diferentes propuestas de actuación en el aula con el Auxiliar de Conversación. Antonio mostró de una manera muy interesante, bajo mi punto de vista, diversas posibilidades de trabajo colaborativo con el alumnado mediante Doctopus y Goobric, dos herramientas de Google Classroom que permiten crear portafolios digitales para nuestros estudiantes y una evaluación con rúbricas de las tareas que realizan. Además, mostró un proyecto de trabajo muy sugerente, llamado We look into the sky, desarrollado el curso pasado con los alumnos de Inglés, dedicado al estudio de las diferentes imágenes del universo que el cine de ciencia ficción ha aportado al ser humano en las últimas décadas.

En la segunda parte de la sesión, intervine para ejemplificar a los asistentes diversas herramientas, recursos y estrategias de trabajo con los que implementar la metodología AICLE en las Áreas No Lingüísticas (ANL). Os adjunto la presentación que utilicé durante mi ponencia.

Tras la exposición de los contenidos que llevábamos preparados y a pesar de la hora intempestiva que se nos hizo, se abrió un interesantísimo debate con los participantes del curso que, sin duda, fue lo más enriquecedor de la sesión de trabajo.

Profesores de diferentes ANL reflexionaron sobre el grado de complejidad que resulta para los alumnos, el hecho de trabajar la materia en un porcentaje altísimo del currículo (superior al 90%), en Lengua Extranjera.  La Orden que regula el funcionamiento de las Secciones Bilingües en Secundaria en la Región de Murcia estipula que como mínimo, deben impartirse el 50% de los contenidos de la materia no lingüística en Lengua Extranjera, pero recomendamos firmemente, de acuerdo con nuestra experiencia, que los docentes intentasen acercar en la medida de sus posibilidades, este porcentaje al 100%. Ello conlleva necesariamente un proceso de adaptación del alumnado al programa, que suele coincidir con el primer trimestre del curso en 1º de ESO. Una vez que los estudiantes han interiorizado los retos que les plantea la materia, suelen adaptarse mayoritariamente a esta metodología docente. Me gustaría subrayar que, una vez clarificado el vocabulario específico de la materia y los recursos gramaticales más repetidos y empleados en el aula, no resulta más complicado al alumnado del programa superar la materia que si esta fuese impartida en castellano, pues el objetivo fundamental de la evaluación del ANL es la asimilación del contenido propio de la asignatura y nunca en un sentido negativo, su grado de maduración en la L2.

Del mismo modo, los asistentes plantearon cuestiones acerca de la dificultad que conlleva realizar pruebas de evaluación de los contenidos impartidos, también en este caso, en Lengua Extranjera. Según lo estipulado en la Orden referida anteriormente, las pruebas de evaluación desarrolladas en Lengua Extranjera deben ser supervisadas por el Coordinador del programa y bajo ningún concepto han de conllevar una penalización en la calificación del alumnado por el uso que realizan de la L2. En esencia, este tipo de pruebas deben medir exclusivamente el grado de consolidación de los contenidos y valorar en sentido estrictamente positivo, como mejora de su calificación, el progreso realizado por el alumnado en el uso de la L2.

En conclusión, me gustaría destacar que, de acuerdo con los resultados de los heterogéneos grupos de la Sección Bilingüe de nuestro centro, el nivel de dificultad en el grado de asimilación de los contenidos en un ANL, una vez superado el periodo de adaptación al programa bilingüe, no depende tanto del hecho de tener que enfrentarse a un material didáctico o a pruebas objetivas en L2, sino fundamentalmente de la propia comprensión de conceptos de la materia, hecho vinculado al nivel de desarrollo de destrezas y estrategias de aprendizaje de cada uno de nuestros alumnos.

Anuncios

From → CLIL Resources

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: