Skip to content

Las rúbricas y el poder social de la evaluación

febrero 7, 2015

El pasado jueves 5 de febrero fui invitado a intervenir en las Jornadas “Reinventando la Educación con las TIC” organizadas por el CPR Región de Murcia para presentar una ponencia sobre “Evaluación por Rúbricas y Aprendizaje basado en Proyectos (AbP)”. Las jornadas contaron con intervenciones de lo más variado, tanto desde el punto de vista de los contenidos trabajados como de las propuestas pedagógicas presentadas. Disfruté mucho escuchando a todos los compañeros que intervinieron, hablando de aplicaciones educativas, tecnología, divulgación científica, PLE y creatividad, entre otros temas. Por la mañana, por ejemplo, Antonio Monje (@antoniomonjef) expuso su visión de los Recursos Educativos Abiertos desarrollados por el CeDeC y por la tarde, tuvimos también el placer de escuchar a Pepa Botella (@Punsetica), quien nos presentó el maravilloso vuelo de sus birlochas a lo largo de la Historia y la Literatura los siglos XIX y XX a través de inspiradores proyectos de aprendizaje.

Ponencia

Ponencia “Evaluación por rúbricas y Aprendizaje basado en Proyectos (AbP)” (5/02/2015)

Me tocó cerrar las jornadas con una ponencia sobre evaluación a través de rúbricas. Después de un largo día en el que se debatió con profundidad sobre la relación entre metodología y tecnología como elementos imprescindibles de la renovación pedagógica a la que asistimos en nuestro tiempo, subrayé la importancia de la evaluación como tercer invitado en este proceso. La implantación de las TIC en nuestro contexto educativo tiene un potencial de motivación pedagógica limitado, si no va acompañada de una nueva orientación metodológica y evaluadora.

Mi objetivo fue presentar la rúbrica como herramienta de evaluación idónea para valorar tareas integradas competenciales aplicadas en el aula a través del AbP. Sin embargo, decidí presentar la rúbrica como un instrumento de evaluación con un sugerente poder social, capaz de educar a nuestros alumnos en una profunda cultura democrática. Las rúbricas son una herramienta evaluadora absolutamente transparente, que proporciona a nuestros estudiantes un conocimiento profundo de las reglas del juego del proceso de enseñanza-aprendizaje. Estimulan la autoevaluación, la coevaluación, la autorregulación del trabajo, el proceso de reflexión y de discusión con el propio docente acerca del trabajo realizado y de sus posibilidades de mejora. El trabajo y la evaluación mediante rúbricas dota al alumnado de la responsabilidad de poder participar en la evaluación, propiciando su maduración, tanto desde el punto de vista de la repercusión de sus actos como de la programación de su propio trabajo a lo largo de un proyecto. Las rúbricas son muy necesarias para garantizar el empoderamiento que persigue todo proyecto de aprendizaje, esto es, para posibilitar que el alumnado se adueñe de la tarea que realiza y la desarrolle de manera autónoma, supervisado y guiado por el docente. En mi opinión, el uso de rúbricas en el aula puede contribuir de una manera muy sugerente a la creación de hábitos de responsabilidad en el alumnado imbuidos de repercusión cívica. Algo absolutamente deseable en el contexto tan arduo que están atravesando nuestras democracias a principios del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: