Skip to content

La evaluación y la innovación educativas: formación en ABP para centros de Secundaria (final)

abril 12, 2016

En entradas anteriores, hemos reflexionado sobre la puesta en marcha de actuaciones en el aula encaminadas a generalizar el Aprendizaje basado en Proyectos en centros de Enseñanza Secundaria. Tras abordar la definición y justificación de esta metodología y el corazón del diseño de un proyecto de aprendizaje, llega el momento de perfilar las herramientas de aprendizaje y evaluación y su relación con la innovación educativa.

Evaluation

Evaluation. Imagen de We collaborate en Flickr. CC by sa.

El Aprendizaje basado en Proyectos es capaz de implicar de manera activa al alumnado en el proceso de enseñanza-aprendizaje a través de recursos tan potentes como la pregunta o reto inicial que planteamos a nuestros estudiantes, el diseño de tareas integradas, un uso creativo de las TIC y aplicando técnicas de aprendizaje cooperativo eficaces. Sin embargo, este proceso de implicación activa de nuestros estudiantes en el aula, queda incompleto si no somos capaces de extenderlo al ámbito de la reflexión y de la evaluación del trabajo realizado. Herramientas de aprendizaje como los diarios de aula, plantillas para preparar y realizar investigaciones o para desarrollar el aprendizaje cooperativo facilitan en todo momento que el alumnado entienda el valor que el AbP concede a la reflexión sobre lo aprendido como parte fundamental del aprendizaje obtenido en el aula. Por otra parte, el docente necesita instrumentos de evaluación como rúbricas, listas de control o portafolios, de cuyo manejo el alumnado obtiene una visión absolutamente transparente de la evaluación, una guía de progreso que le conducirá hacia el éxito en la tarea y una calificación ponderada de los conceptos, destrezas, procesos mentales y valores que conforman el núcleo del proyecto. En la siguiente presentación, os comparto una recopilación de herramientas de aprendizaje y de evaluación que pretende facilitar la puesta en práctica en el aula del proceso de reflexión, crítica y revisión del alumnado que es imprescindible en la evaluación formativa que promueve el AbP.

La praxis del Aprendizaje basado en Proyectos en los centros educativos es una oportunidad para llevar a cabo planes de mejora en ellos. Es necesario promover un incremento de la cultura evaluadora de los centros educativos a partir de las iniciativas de experimentación pedagógica que se llevan a cabo en ellos con el fin de mejorar el rendimiento académico de los alumnos. Así, la adopción de metodologías activas como el AbP no se justificaría en sí misma, sino a partir de los resultados obtenidos en un proceso de innovación sistematizado. La innovación educativa es un concepto poliédrico que podríamos definir como todo proceso de cambio llevado a cabo en el aula o en el centro, que independientemente de su carácter novedoso en el panorama educativo general, produce una mejora verificada en una o varias áreas de actuación fijadas por el o los docentes, con carácter previo a su ejecución. De esta manera, la innovación educativa no podría entenderse como un proceso de actuación anterior a su aplicación en el aula, sino posterior al mismo, en función de los resultados obtenidos.

Aplicar el AbP en el aula requiere de un proceso de investigación-acción por medio del cual, en primer lugar, los docentes determinen de manera priorizada, cuáles son las áreas de mejora que presenta su alumnado o su centro. Una vez delimitadas, es necesario ordenar una serie de acciones encaminadas a la superación de las dificultades descritas en las áreas de mejora establecidas. En este proceso, resulta imprescindible especificar las tareas del proyecto, fijar los responsables y los participantes en ellas y establecer una periodización realista de ejecución. La constatación del éxito o no de las iniciativas descritas, se lleva a cabo mediante un proceso de evaluación que comprende una serie de indicadores verificables y una interpretación de los resultados que estos arrojan. Por ello, debemos huir de la aplicación de estrategias de cambio educativo en el aula por considerar que tienen un valor añadido de manera apriorística, por mera imitación o tendencia de moda, sino desde el convencimiento objetivo del potencial que encierran para mejorar el rendimiento académico del alumnado, proporcionado por una evaluación verificable de los efectos que produce en el centro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: